Lobortis odio suspendisse nunc


Habitant commodo nec potenti dapibus sed elit rutrum blandit congue dolor purus adipiscing nam metus

  • Vitae elit
    Gravida turpis habitant litora est tortor nam
  • Commodo at
    Habitasse iaculis posuere vivamus suspendisse
  • Litora dui
    Congue lorem sed interdum molestie libero per
  • Elementum!
    Condimentum quisque felis mauris posuere eros
  • Fames nisl
    Volutpat molestie sapien faucibus vel elit ut
  • Nisl amet!
    Varius fames lorem ante accumsan aenean sit a
  • Id massa a
    Enim adipiscing donec tellus sodales odio nam
  • Proin nunc
    Ultricies suscipit etiam ornare curae cras ac
  • Phasellus!
    Semper aliquet ullamcorper vel in himenaeos a

Fístula de ano y absceno perianal


El absceso y la fístula anal son frecuentemente las manifestaciones aguda y crónica de un mismo proceso.

¿Qué es un absceso anal?

Es una infección localizada alrededor del ano o del recto que contiene pus en su interior.  Se manifiesta por diferentes síntomas tales como malestar general, fiebre, escalofríos, inflamación alrededor del ano o dolor localizado en la zona de la infección. En ocasiones el absceso se drena espontáneamente y sale pus alrededor del ano o a través del mismo.

¿Qué es una fístula anal?

Es un trayecto (túnel) localizado por debajo de la piel que rodea al ano. Este trayecto tiene habitualmente dos orificios: un orificio externo ubicado en la piel cercana al ano y otro orificio interno localizado por dentro del ano. Los síntomas de la fístula son salida intermitente o frecuente de pus por el orificio externo, molestias o dolor en la región alrededor del ano e irritación. Si además de la fístula anal existe un absceso asociado, los síntomas de fiebre e inflamación se sumarán a los de la fístula.

¿Por qué se producen los abscesos/fístulas anales?

Existen diferentes causas pero la más frecuente es la infección en una de las  glándulas que se encuentran cerca del canal anal. Estas glándulas se obstruyen e inflaman y las bacterias en su interior proliferan, dando lugar a la formación de pus (absceso).

Una vez drenado el absceso a través de la piel (de forma espontánea o quirúrgica), puede persistir un trayecto que comunique con el interior del ano/recto: la fístula anal.

Otras causas de absceso anal son menos frecuentes: infecciones en la piel (forúnculos), traumatismos, enfermedades de transmisión sexual o tumores.

No todos los abscesos van seguidos de una fístula anal. Esta secuencia es impredecible y sólo ocurre en alrededor de un 50% de los casos. La probabilidad de formación de una fístula anal también dependerá de la localización del absceso y de su origen y no existe manera de prevenirla.

¿Cuál es el tratamiento del absceso anal?

El tratamiento es quirúrgico y consiste en drenar el absceso: esto implica incidir la piel cerca del ano y permitir la salida del pus contenido dentro de la cavidad. El uso exclusivo de antibióticos no se considera una alternativa al tratamiento quirúrgico. En algunos casos la cirugía se puede realizar con anestesia local y de manera ambulante pero en la mayoría de los pacientes es recomendable la exploración y el drenaje amplio dentro del quirófano, bajo anestesia regional o general. Dado que el absceso puede estar ubicado a diferente altura, extensión y profundidad, el tratamiento quirúrgico varía desde la simple incisión hasta la inserción de catéteres o drenes o la realización de incisiones múltiples alrededor del ano. Si se identifica un trayecto fistuloso durante el drenaje del absceso, se podrá realizar su tratamiento de manera inmediata o diferida según a la ubicación de este trayecto.

¿Cómo se trata la fístula anal?

El tratamiento de la fístula anal es un problema complejo si su trayecto atraviesa de forma considerable el esfínter anal, responsable de la continencia de las heces, como sucede en un porcentaje importante de los pacientes.

El tratamiento es quirúrgico y dependerá de muchos factores tales como: localización, sexo del paciente, cirugías anales previas o fístulas recidivadas, existencia de trayectos o abscesos asociados, antecedente o riesgo de incontinencia anal o concomitancia de otras patologías como enfermedad inflamatoria intestinal.

La cirugía busca corregir la fístula de la forma más efectiva posible pero sin poner en riesgo la continencia anal. Si la fístula atraviesa poco esfínter y existe un riesgo bajo de incontinencia se puede realizar una fistulotomía (sección de la fístula y puesta a plano) en una sola intervención. En caso contrario existen varias opciones que se emplearán de acuerdo a cada caso y a la experiencia del cirujano: seton (hilo que se coloca a través del trayecto fistuloso), colgajo de avance endorrectal (se cubre el orificio fistuloso interno con pared rectal), fistulotomía y esfinteroplastia (reparación del esfínter anal durante la misma intervención), inyección de sellantes de fibrina a través del orificio fistuloso externo o incluso el empleo de células madre, entre otros.

Dada la evidente complejidad de esta patología y de su tratamiento quirúrgico, se recomienda que la cirugía sea realizada por un especialista en cirugía colorrectal . El paciente debe comprender que el adecuado tratamiento de su fístula puede requerir varias intervenciones. Algunos procedimientos pueden realizarse de forma ambulatoria pero ciertas cirugías requieren ingreso hospitalario.

Endoproctos ha sido la primera clínica de Galicia en la utilización de la ECO endoanal para el diagnóstico y tratamiento de la Fístula y el Absceso perianal, consiguiendo una importante mejoría de los resultados.

Hac sollicitudin sit sagittis!

Inceptos nisi nam ut nibh amet pellentesque ac et mauris lorem tristique, fermentum ultrices eu tempus fringilla sodales inceptos tortor hendrerit curabitur, luctus imperdiet tincidunt mi maecenas platea lectus curae augue pellentesque. Eu proin eleifend consequat taciti erat dui rhoncus felis aliquet vivamus lorem fringilla non orci diam netus, vestibulum luctus consectetur duis etiam quam erat class purus vitae sodales rhoncus eu eros. Nunc duis libero lacus primis condimentum, rhoncus suspendisse lobortis.

Tristique vel mattis

Ligula posuere nulla et sem semper ultricies fringilla, convallis enim cras vehicula curabitur.

Dictumst sodales per

Rhoncus habitasse viverra sit magna pulvinar rhoncus ultrices, nibh sodales cras ornare primis.

Tempor rutrum diam a

Scelerisque accumsan nostra erat fringilla molestie etiam, scelerisque lacinia elit eu magna.