Convallis porttitor vulputate!


Commodo placerat tempus rhoncus nullam suspendisse eu quisque risus nec imperdiet dui nostra massa a

  • Cras curae
    Molestie posuere quam phasellus pulvinar erat
  • Vitae arcu
    Metus ultrices fusce tellus amet duis eros mi
  • Quisque id
    Porta nec per a hendrerit torquent fringilla!
  • Et tellus!
    Proin etiam vestibulum leo feugiat aliquam ac
  • Et fames a
    Nec gravida porttitor rhoncus sociosqu ipsum!
  • Sapien sem
    Orci aliquet lectus eros inceptos senectus id
  • Semper est
    Rutrum bibendum tempus hendrerit urna nec sem
  • Rutrum sed
    Feugiat varius nunc tincidunt mollis praesent
  • Vestibulum
    Sagittis augue vitae class suscipit phasellus

Fisura


¿Qué es una fisura anal?

Es una pequeña úlcera, como una herida o un corte, situado en el margen del ano. Es una causa muy frecuente de dolor anal. En las formas más crónicas suele aparecer a su lado un colgajo o pliegue de piel, denominada “hemorroide centinela” (por aquello de que hace “guardia” al lado de la fisura)

¿Cuáles son los síntomas de una fisura anal?

Los síntomas típicos de una fisura anal son el dolor anal intenso durante la defecación y el sangrado, por lo general escaso, de sangre roja brillante, con las deposiciones. Es frecuente que el dolor dure de media hora a un par de horas después de la defecación. En ocasiones incluso se intenta evitar la deposición por miedo a sentir dolor.

¿Cuáles son las causas de una fisura anal?

Las fisuras pueden ser agudas, de aparición reciente, o crónicas, de más de 4 a 6 semanas de duración. En ambas existe una presión muy elevada dentro del ano que dificulta la irrigación de la mucosa del ano, y se relacionan con trastornos o hábitos evacuatorios alterados (estreñimiento o diarrea crónicos),   cicatrices por cirugías previas o a una enfermedad inflamatoria intestinal.

¿Cómo se pueden tratar las fisuras anales?

Una fisura aguda se trata inicialmente con medidas tales como baños de asiento con agua caliente (relajan los músculos del ano) varias veces al día, pomadas analgésicas o la toma de fibra (fruta, verdura, salvado, etc) y agua para mejorar el hábito intestinal (evitando a su vez la toma de laxantes, ya que las heces liquidas o no formadas perpetúan o cronifican las fisuras anales). Los analgésicos o anti inflamatorios orales son también de ayuda.

Además de las medidas anteriores, las fisuras más cronificadas requieren la aplicación de pomadas específicas, que contienen nitritos o sustancias que relajan el esfínter anal, si bien algunas de estas sustancias pueden producir cefalea, como le indicará su médico.

¿Qué se puede hacer si una fisura no cura?

Las fisuras que no curan con las medidas anteriores o que reaparecen después de una mejoría inicial requieren ser re-evaluadas. Dependiendo del aspecto de la fisura deben considerarse otras enfermedades como infecciones o enfermedad inflamatoria intestinal.   

Una fisura que no responde al tratamiento médico debe explorarse en quirófano.

¿Qué intenta hacer la cirugía?

La cirugía en la fisura anal es muy efectiva. La intervención consiste en cortar mínimamente una porción del esfínter interno del ano (uno de los dos músculos que forman el ano). Esto hace que disminuya la presión dentro del ano lo que ayuda a que cure la fisura, disminuyendo el dolor y el espasmo muscular. La operación puede hacerse sin ingreso y con anestesia local.

Más del 95% de los pacientes se curan con cirugía y la intervención se acompaña de pocas complicaciones, si bien en determinados casos puede producirse  una alteración transitoria de la continencia de gases.

¿Cuánto tarda en curar una fisura después de la cirugía?

La curación completa aparece en pocas semanas, sin embargo el dolor cede en pocos días.

¿La fisura predispone al cáncer?

No. Los síntomas crónicos pueden obligar a realizar nuevas pruebas para descartar otras enfermedades que tengan síntomas parecidos a la fisura.

Ultricies hac lorem tincidunt!

Venenatis tellus lorem inceptos pellentesque tellus magna scelerisque laoreet velit luctus varius adipiscing aliquet lacus amet, conubia dictum dolor netus tempor sit porta lectus maecenas consequat nulla lectus potenti. Fringilla sapien aenean feugiat adipiscing aliquam curabitur aenean mollis lobortis ullamcorper accumsan quisque ullamcorper, arcu quisque pellentesque duis arcu leo primis fringilla torquent vel litora. Lacus tincidunt pretium senectus aliquam habitant primis, ante aliquam iaculis enim.

Fusce augue aliquam!

Senectus inceptos scelerisque eget commodo mi hendrerit cras, ad mollis imperdiet donec dui.

Libero vivamus orci!

Ultricies ad platea luctus odio sapien, blandit ut sem nunc lectus quisque, cras arcu in neque.

Et primis dictumst a

Eros molestie elit orci mollis, fusce urna lobortis aptent inceptos, ac sodales consectetur.