Neque per etiam in urna dictum


Phasellus taciti condimentum ornare ligula vestibulum conubia erat fusce sodales maecenas per aenean

  • Sodales ut
    Amet class luctus etiam aliquam facilisis et!
  • Erat fusce
    Duis nam commodo varius inceptos torquent non
  • Class a ac
    Tincidunt nisl blandit turpis himenaeos metus
  • Cubilia ac
    Arcu sagittis in tellus ante eu donec primis!
  • Vitae nunc
    Sociosqu iaculis sollicitudin varius tortor a
  • Risus quis
    Nisl porta proin torquent molestie phasellus!
  • Semper hac
    Aliquam ante ligula euismod eros vestibulum a
  • Vestibulum
    Habitasse odio ornare curabitur eleifend est!
  • Commodo eu
    Auctor in quam pulvinar facilisis tellus nisl

Prolapso rectal


¿Qué es el prolapso rectal?

Es la protrusión circunferencial de todo el espesor de las paredes de la parte final del intestino grueso (recto) al exterior a través del esfínter anal. No debe confundirse con el prolapso únicamente de la mucosa rectal característico de las hemorroides. Cuando el prolapso no sale al exterior se denomina prolapso rectal oculto o interno.

Además de las molestias y limitaciones que ocasiona el prolapso en sí mismo, es frecuente la incontinencia fecal por la debilidad de los esfínteres anales.

¿Cuáles son los factores predisponentes?

 Aunque no puede establecerse una relación causa-efecto, algunos factores pueden contribuir al desarrollo de un prolapso rectal. Entre ellos están el estreñimiento y el esfuerzo defecatorio repetido de larga evolución, la debilidad y laxitud de los tejidos de sostén del recto y de los esfínteres anales asociados al envejecimiento, algunas enfermedades neurológicas, entre otros.

El prolapso rectal es más frecuente en mujeres y su incidencia mayor en la séptima década.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de prolapso rectal se confirma con la historia clínica y la exploración física basal y después de realizar una maniobra expulsiva como en la defecación normal.

Sin embargo, antes del tratamiento quirúrgico el cirujano colo-rectal indicará otras exploraciones complementarias para completar el estudio y apoyar la decisión sobre la técnica a emplear, como son la colonoscopia (descartar enfermedades colo-rectales asociadas), la ecografía endoanal (visualizar el estado de los esfínteres anales), manometría ano-rectal (valorar las presiones y la función ano-rectal) y videodefecografía (estudio de prolapso interno, descartar patología asociada del suelo pélvico).

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento del prolapso rectal es quirúrgico. Las operaciones pueden clasificarse en dos grandes grupos según el abordaje sea abdominal o perineal.

Las técnicas por vía perineal tienen la ventaja de no necesitar anestesia general y en ellas puede hacerse una extirpación del segmento de colon y recto prolapsado (técnica de Altemeier) o simplemente una extirpación de la  mucosa y plicatura o fruncido del recto (operación de Delorme).

Las operaciones abdominales se asocian con menor tasa de recurrencia y se practican cada vez más frecuentemente por vía laparoscópica. Requieren la movilización del recto y su fijación a los tejidos que rodean al sacro, para prevenir su deslizamiento (rectopexia). Hay diferentes métodos y pueden realizarse directamente con suturas o mediante mallas. En ocasiones puede ser necesario asociar una resección de un segmento de colon redundante, sobre todo si existe estreñimiento importante.

La elección de la técnica ha de ser individualizada considerando la edad, características y riesgos del paciente, las posibles complicaciones de cada técnica, la magnitud del prolapso y los resultados de las pruebas complementarias.

      

Semper hendrerit sociosqu dui!

Vulputate ut placerat nullam sollicitudin sagittis lectus augue tempus, senectus sociosqu condimentum non quis ornare habitant, lorem in risus metus luctus habitant pulvinar. Felis ligula donec id sapien tempus leo primis sagittis, mattis taciti pulvinar posuere placerat tempus tristique fringilla, class aenean mi ut senectus elit posuere. Eget torquent laoreet aliquam dolor fusce purus volutpat lacinia, taciti ultricies congue dolor justo ac pharetra, pellentesque felis ultrices non netus habitasse non.

Venenatis egestas mi

Aenean tortor libero quisque aenean vitae cras faucibus, viverra elit convallis sed pulvinar.

Molestie enim lectus

Ornare metus fermentum litora donec eleifend, mi ac fames arcu porta, nec venenatis at odio.

Scelerisque suscipit

Dolor egestas habitasse posuere phasellus scelerisque egestas, mauris cras velit per dapibus.